Folleteo

Conseguir sexo a través de apps

by Julia on

Piensa en un servicio o una necesidad. Seguro que hay, por lo menos, una app cuyo objetivo sea satisfacerla. Desde enseñarte a hacer nudos de corbata hasta medir tu calidad de sueño, pasando por apps que tratan de adivinar, a partir de fotos tuyas actuales, cómo serás cuando envejezcas, apps que te permiten buscar casas de citas en Madrid, velocímetros o lector de la palma de la mano, el mercado está plagado de curiosas aplicaciones.

¡Hola! Hoy tenemos el testimonio de un lector que ha querido autodefinirse como, sencillamente, un empresario de 36 años. Nos hablará sobre las prostitutas con las que ha estado en Valencia. Os dejo con su escrito.

Como persona que viaja mucho, aunque no diré de dónde soy, sí os puedo asegurar que resulta muy satisfactorio tener dos lugares que considerar tu hogar. Uno, es el lugar donde quieres descansar. En este caso, hablo de mi casa en el hogar en el que resido. El otro, es la casa de putas en Valencia que frecuento. Obviamente, ni vivo allí, ni lo considero un “hogar” en el término estricto de la palabra, sino que me estoy refiriendo a que es donde voy cuando necesito relajarme, cuando quiero sentir el calor de una mujer, cuando quiero liberar mi mente y las tensiones a las que me siento sometido en el trabajo o en ciertos aspectos de mi vida personal.

En mis muchas visitas a las casas de putas en Valencia, he tenido la oportunidad de estar con numerosas mujeres, todas ellas, igualmente profesionales y excitantes.

Déborah, por ejemplo, una latina de tez morena, cabello negro azabache, ojos verdes y enormes y suaves pechos, experta en el sexo anal, en las cubanas y que realiza unas felaciones de infarto. Su belleza exótica hace que sea una de mis chicas favoritas y por lo que jamás dudo en preguntar por ella, incluso si he ido a ver a otra chica, para saludar. Su sola imagen es un regalo para todos los sentidos.

Alma, una chica que se dedica al sexo para pagarse los estudios. Creo que tiene unos 22 años. Muy versátil en la cama, con un cuerpo esbelto, y siempre la veo peinada con una cola alta. Es realmente entregada.

Michelle, mi tercera favorita, es una escort madura, de unos 40 años. Es a la que veo más segura de todas en la cama. Su técnica es impecable y se nota que lleva muchos años en esa casa de putas en Valencia. Tiene una piel suave y una agradable voz que te excita sin apenas intentarlo.

Podría hablar de muchas otras profesionales del sexo en Valencia con las que he compartido sábanas, pero estas tres conforman mi pódium personal, por lo que, cuando puedo dejarme caer por la ciudad, son personas a las que intento visitar como máxima prioridad. Al fin y al cabo, cuando el trabajo estresa, lo ideal es buscar algo o alguien que te ayude a liberar tensiones.

Disfrutando cada minuto

by Julia on

Conocí a un chico hace pocas semanas. Mi trabajo de escort en Barcelona, aunque suelo tener clientes habituales, hace que conozca caras nuevas de forma frecuente. En este caso era diferente, era un tipo que gustaba de tomarse todo con mucha calma.

Al principio me dejó un poco extrañada, aunque realmente él está pagando por mi tiempo. En las primeras citas quedábamos y simplemente hablábamos. Era sin duda un chico dulce, pero parecía resistirse a ponerme las manos encima justo cuando yo más lo deseaba. Cuando me despedía me iba mojada y seguía mosqueada ¿Qué le ocurriría?

Me llamó para volver a quedar y cuando llegué allí, me dijo que quería que bailase para él, algo que, por supuesto hice, quitándome una prenda de vestir con cada sensual movimiento. Empecé a notar como sus ojos se iban abriendo y cuando quise darme cuenta, estaba encima de él y sintiendo lo duro que estaba.

Fue acabar la música y ponerme sobre la cama, mis pechos desnudos y me fui moviendo lentamente hasta abrir mis piernas mientras le miraba. Comencé a lamerle los dedos y él me acarició el sexo de forma muy suave.

Comencé a gemir y acariciarme, mientras él seguía comiéndome entera. En un momento, se bajó los pantalones y los boxers y me dijo que viniese hacia él, me levanté de la cama y me levantó hacia él, donde me penetró de pie, fue tremendo, me sentí literalmente atravesada.

Llevaba ya dos años de experiencia como escort, pero ningún cliente había logrado mojarme de tal manera y hacerme sentir penetrada con tanto deseo como este. En medio del extasis le dije al oído jadeando que cuál era la razón por la que había tardado tanto en follarme, él me dijo que simplemente “le gustaba tomarse las cosas con calma”.

Para aquel entonces yo ya me había abandonado al deseo y a la lujuría, cuando salí de su casa e iba en el ascensor, todavía notaba como si su polla estuviera dentro de mí, algo que se repitió toda la semana, daba igual que estuviera con otros clientes, de hecho, hasta me excitaba el pensar que en unos pocos días le volvería a ver.
A veces ser diferente termina con este efecto, dejar a una escort con tantas ganas de que la posean que nos corremos con el mayor de los deseos, el juego de la atracción es así.

Fiebre del Sábado noche

by Julia on

Como cada sábado baje de fiesta a una de las discotecas de moda de Barcelona. Las semanas se hacen muy largas y mi trabajo en una multinacional alemana de seguros es realmente agotador, muchas horas y en ocasiones teniendo que alargarlas por la diferencia horaria. Además, desde la central se creen que somos igual a la hora de trabajar que ellos. En fin, mucho agobio y hay que liberar tensión los fines de semana ¿no?

Una dulce sorpresa

Mis gustos en cuanto a música son bastante rockeros, Sepultura, Angra, música rock, pero si quieres conocer a chicas debes ir a las discotecas, dónde, aunque la música no es muy de mi agrado, ves a auténticas preciosidades moviendo sus cuerpos.

La noche de Barcelona es muy caliente y tenía muchas ganas de fiesta, unos cuantos vodkas con limón y empezaba a estar en la gloria, mis amigos igual. Nosotros al principio solemos estar charlando entre nosotros, la primera hora luego a partir de las 12 empezamos a buscar chicas, en mi caso me fijé en una belleza morena de ojos azules, piel blanca, quizás demasiado para ser de Barcelona.

Me fui a saludarla y muy simpática comenzamos a hablar y me dijo que no era de la ciudad, era Argentina de Córdoba y estaba aquí por trabajo, le pregunté en que trabajaba y me dijo “soy una escort de fiesta en Barcelona”, me quedé de primeras un poco parado. Nunca había hablado con ninguna, pero le comenté si estaba libre o trabajando, “las dos cosas amor, nunca se sabe”.

FourHands,BarPollyMagooa

Aunque algo dentro de mí me decía que me fuera, realmente me atraía mucho y quería tener sexo salvaje con ella. Hablamos y al final llegamos a un acuerdo, me fui a su apartamento y antes nos tomamos una copita donde le dije que me encantó desde que la vi entrar y se puso roja, aunque ella no llegaba a más con los clientes (tenía pareja en Argentina), me dijo que me iba a follar a lo novio, que tenía ganas y que necesitaba también cariño, ya que llevaba 5 meses fuera sin ver a su pareja.

 

Buen sexo y apasionado, lo disfruté sabiendo que quizás nunca más la vería, una pena no poder llegar a más, pero fue una noche mágica y desperté con ella entre mis brazos. No he vuelto a estar con una escort en Barcelona, pero no lo descarto, una experiencia maravillosa, ardiente y dulce a la vez.

Viajando por España con mi escort

by Julia on

Siempre me habían comentado que algunas escorts también pueden acompañarte, en algunos casos, a viajes de negocios. La verdad es que, en un primer momento, la idea me parecía bastante extraña, pero decidí lanzarme a intentarlo, ¿por qué no? Me puse en contacto con ServiciosX, una agencia de escorts Ibiza online, donde he podido encontrar a Verónica.

Verónica es una señorita con clase donde las haya. Estudiar Ingeniería Industrial en Valencia, habla francés, italiano y español, y tiene un don de gentes que nunca antes había visto. Habla contigo de cualquier tema y sabe manejarse en el mundo de los negocios.

escort

De viaje a Asturias

Decidí llevármela a un congreso en Asturias, en Oviedo. Nos alojamos en una suite durante una semana y me acompañó a todos los actos, cenas y viajes de negocios en la zona. Soy consultor y necesito dar una buena imagen, familiar, y con un trato humano.

Ella supo ayudarme en todo, incluso aconsejarme. Sabía tener el contacto con mis potenciales clientes, relacionarse con ellos e incluso sacar provecho a los encuentros consiguiendo todavía más potenciales clientes.

Y qué decir de las noches, la mejor mujer con la que he estado y el mejor sexo que jamás haya tenido. Una pasión y una mezcla de fuerza y dulzura que poco tiene que ver con la imagen que uno se hace previamente de las escorts.

He podido probar con Verónica todos aquellos deseos sexuales que siempre había tenido: un griego, un francés natural, el beso negro…y todos me han sabido a gloria.

Mi primera vez con una escort

by Julia on

Ahí estaba yo. Con el corazón roto y en un callejón sin salida. Mi pareja de hacía más de 5 años me había dejado tirado, con una hipoteca y con nuestra mascota a cargo. Se había fugado con su entrenador personal. Resulta que las clases en el gimnasio de élite que le pagaba no le satisfacían lo suficiente, y ha encontrado su felicidad en el paquete de Torr, un ruso que en pocos meses la dejará tirada.

Así que he decidido vengarme. Ya sabéis, lo he hecho a la antigua usanza. Me he conectado a internet, he puesto agencia de escorts en Madrid, y me ha aparecido Enigma Escorts. La verdad es que las mujeres que en esta web aparecen son de otro planeta. Mi ex novia no tiene nada que ver con ellas. Esto son caderas, son grandes tetas, veo sólo labios que me comería en cuestión de segundos.

sado

Así que, eso, esta mañana he llamado. Me ha respondido una voz de mujer muy sensual, tomándome referencias, consultándome qué es lo que buscaba, qué servicio me gustaría más. Y yo le he contado, pues eso, la verdad. Que estoy buscando una mujer con la que cumplir mis fantasías más profundas.

Cumpliendo mi fantasía con la escort

Le he acabado confesando que quiero practicar sado, y ella me ha respondido que no hay ningún problema. Me ha dicho que en el plazo de una media hora podía presentarme en el centro de Madrid, en sus instalaciones,  y que me presentaría a las afortunadas que convertirían mis sueños en realidad.

Y de esta forma, he conocido a Sandra. Rubia, de ojos verdes, de grandes tetas. Me han encantado sus tetas. Nada más verlas, he querido comérmelas. Y qué decir de su culo, respingón donde los haya.

He entrado con ella a una habitación, ha decidido que quería ser mi ama. Y yo, claro, me he dejado llevar. Me ha mandado, me ha torturado de la forma más placentera que podéis imaginar. Me ha dado cachetes en todas las zonas de mi cuerpo, y todavía llevo las marcas. Sólo recuerdo cómo me mandaba que no la mirase, que le repitiese quién era el que la mandaba. Y yo repetía sin cesar: Sandra, estoy a tu servicio, hazme lo que más desees.

Sólo pienso en volver, en llamar de nuevo a Enigma Escorts. ¿Creeis que debo esperar mucho para volver?

Te gustaría practicar sexo en la oficina

by Julia on

“Donde tengas la olla, no metas la polla”. ¡Cuántas veces hemos escuchado esta frase cuando hablamos de las fantasías sexuales que nos vienen en el trabajo! Pero son muchas las personas que se dejan llevar y prefieren darle vida a sus 35 horas de intenso trabajo con algún compañero y escondidos en alguna sala de estar.

Eso sí, hay que hacerlo con cuidado y disfrutarlo respetando algunas reglas. Siempre es bueno saber si existe alguna norma que prohíba la relación sexual o sentimental entre los empleados; de lo contrario, lo único que necesitaréis es discreción. n

Encontrar el lugar adecuado

Son muchos los espacios excitantes en los que se puede practicar sexo en la oficina. La preferida es en una habitación aislada cuando el resto de trabajadores se han ido de pausa o a casa.

He aquí algunas ideas:

Sobre tu mesa: podéis practicar todo tipo de posiciones, ya sea el perrito o sentados sobre el borde de la mesa.

Sobre la silla: cómo dejar escapar la oportunidad de practicar sexo oral. Que el hombre se siente sobre su silla y la mujer le practique debajo sexo oral.

En el suelo: un clásico que permite todas las posiciones. Pero ten cuidado con las quemaduras rodillas. Usa un abrigo, una bufanda para protegerse de estas molestias.

Sobre la fotocopiadora: Aunque pueda parecer poco atractivo, tiene las mismas ventajas que la oficina. Eso sí, resistid la tentación de fotocopiar sus partes íntimas.

Algunos lugares insólitos

– La escalera de servicio / emergencia: accesible, pero rara vez prestado, es un lugar ideal para satisfacer un deseo irresistible.

– El ascensor: el espacio confinado, el miedo a quedarse atrapada y el requisito de ser rápido necesariamente contribuyen al éxito de esta fantasía. No se inicia en la declinación del Kama Sutra y la atención se centra en la eficacia de un rapidito. Tenga cuidado de no hacer demasiados movimientos: ningún deseo de hundir el hueco del ascensor.

– Aseos: no muy romántico pero tienen el mérito de ofrecer un pestillo de la puerta y por lo tanto un mínimo de privacidad. Hay que tener cuidado e ir por separado a fin de no despertar sospechas y no alertar al resto de la caja con nuestros gritos de placer.

Las reglas de oro para el sexo en la oficina

  1. Ser discretos
  2. No enviarse mails calientes con el correo profesional.
  3. Evitad las cámaras de vigilancia, no seáis exhibicionistas.
  4. No dejéis ningún rastro, como condenas u otros fluidos.
  5. Sed respetuosos con el trabajo del otro, que vuestra relación sexual no afecte ni influya a la profesional.